CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

Mi amigo Enzo | Reseña

MI AMIGO ENZO, cuéntame una de perritos…

Póster oficial:

2.5

Ficha Técnica

Título original: The Art of Racing in the Rain
Director: Simon Curtis
Año: 2019
Actores: Milo Ventimiglia, Amanda Seyfried, Kevin Costner
Fecha de estreno: 23 de agosto de 2019

Sending
User Review
0 (0 votes)

Si hay un tema que ha sido explotado más de una vez en la literatura y el cine es el de la relación entre los seres humanos y los animales, particularmente aquellos que son más apegados a nuestra vida. Pero tal vez la amistad más frecuentada en estos temas es la que nos muestra una vínculo entre el perro y su dueño.

En este tenor llega una nueva adaptación cinematográfica de una novela con esta temática pero cuyo enfoque es diferente a, por ejemplo, las obras de W. Cameron Bruce y sus respectivas versiones cinematográficas (La Razón de Estar Contigo, Hallstrom, 2017; Mis Huellas a Casa, Martin Smith, 2019) donde la relación se enfoca más en el punto de vista del canino para mostrarnos un propósito de vida/espiritual.

Sin embargo, Mi Amigo Enzo, basada en la novela “The Art of Racing in the Rain” de Garth Stein, nos da un enfoque un tanto distinto, ya que nos presenta el relato de Enzo, un golden retriever que nos narra su historia de amistad como el compañero de vida de Denny Swift (Ventimiglia), un aspirante a corredor de Fórmula 1 y de cómo esa pasión por la velocidad los ayuda como guía en su vida.

Kevin Costner da voz a Enzo, quien a través de sus pensamientos y actos nos lleva de la mano ante este melodrama que opta por irse a lo convencional del relato y deja de lado la emotividad natural para regalarnos momentos que parecen ser tomados de un cúmulo de otras cintas con similar temática pero que deja de lado la esencia del relato original que le podría dar una nueva voz al relato.

A pesar de que el inicio no es malo, la cinta de Curtis tiene un ritmo irregular, ya que pareciera que las cosas pasan demasiado rápido en la vida de Enzo y Denny, dejando de lado el desarrollo de los personajes principales y dejando un tanto de lado las motivaciones y problemas de los secundarios como Eve (Amanda Seyfried) y sus padres, lo que hace sentir una falta de balance en el guión que en partes resulta un tanto aburrido.

Ventimiglia, quien gracias a la serie This Is Us tiene un segundo aire en el mundo de la actuación, hace lo que puede con su Denny, entregando buenos momentos melodramáticos que pueden funcionar para algunos espectadores. Igualmente, Seyfried trata como puede de volverse empática con el público pero es la extrema simpleza del relato la que parece meterles el pie en todo momento. Y es que aunque Costner haga un buen papel como la voz de Enzo, también sufre de la irregularidad de su personaje canino que en algún punto sólo sale para decir algo filosófico o hacer una broma.

Este desbalance provoca que la cinta tenga unos momentos que buscan generar una reacción en el espectador pero que no siempre funciona debido a que se sienten un tanto prefabricadas, como si siguieran una receta de la a a la z sin molestarse en pensar que tan buen resultado otorga. Sin embargo, cuando la cinta logra hablar de la velocidad como una metáfora de vida y se centra justamente en una interacción entre Enzo y los demás, es cuando la película funciona un poco mejor.

Esta claro que Curtis tiene cierta intención de contar un relato que, aunque la temática sea diferente, se siente más como un Marley y Yo (Frankel, 2008), cinta que también es una adaptación de una novela. Su problema es que trata de sensibilizarnos cayendo en los clichés de otras cintas antes vistas que están mejor hechas o, simplemente, fabricadas de mejor manera para soltar la lágrima y el moco tendido, como el remake de Hachiko (Hallstrom, 2009) pero queda corta en su intento.

Así, la historia del amigo Enzo se convierte en una cinta más del montón ya vistas que apega meramente al sentimentalismo y las experiencias personales del espectador para que pueda generar emotividad natural, de lo cual la cinta carece. Aún así, los amantes de los animales y sobre todo de los perros encontrarán una cinta más que los haga recordar en el vínculo inexorable del perro como mejor amigo del hombre.

Esta adaptación queda corta en sus intenciones al sentirse poco natural en su emotividad, pero Mi Amigo Enzox como todas las películas de mascotas, puede resultar en algo emotivo para la familia y los pet lovers que, tal vez, encontrarán en ella un nuevo Marley y Yo.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.