CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

Los Locos Addams | Reseña

Los Locos Addams, cuando lo extraño se vuelve demasiado correcto.

Póster oficial:

3

Ficha Técnica

Título original: The Addams Family
Director: Greg Tiernan y Conrad Vernon
Año: 2019
Actores: Pisano, Susana Zabaleta, María Aura (versión en español); Oscar Isaac, Charlize Theron, Chloe Grae Moretz y Snoop Dogg (inglés)
Fecha de estreno: 25 de octubre del 2019

Sending
User Review
3 (1 vote)

En el lejano año de 1938 un peculiar dibujante realizó un cartoon de una familia bastante excéntrica en las páginas del New Yorker con un estilo bastante particular. Este grupo vivía en una mansión de miedo con aires de novela gótica que era muy del estilo del creativo detrás de los cartoons cuyo nombre era Charles Addams, egresado de la Grand Central School de Arte en Nueva York y cuyo inicio en el mundo de la caricatura fue retocando la sangre en las revistas de nombre True Detective.

Sin embargo, este cartoon carecía de nombre. Simplemente era una familia aparentemente normal que estaba rodeada de elementos oscuros que iba acorde al estilo del dibujante. Siempre alrededor de situaciones con cámaras de tortura, algunos cementerios, entre otros recovecos de oscuras mansiones, sería hasta el año 1964 cuando la cadena ABC de los EEUU se inspirara en estos dibujos para hacer una serie de TV que los bautizaría como la Familia Addams (1964-1966) en honor a su creador.

Gracias a sus 3 años al aire donde mostraban la dinámica de esta denominada “familia muy normal” y rodeados de un humor negro, Los Locos Addams se convirtió en un clásico de la TV gracias a sus personajes que, en esta versión de carne y hueso, comenzaron a adquirir cada uno sus rasgos distintivos de personalidad así como sus nombres. De ahí que Homero (en inglés su nombre es Gomez) y Morticia Addams, acompañados de sus dos hijos, Pericles (Pugsley en el original) y Merlina (Wednesday en EEUU), junto a todo el séquito faltante y un gran tema de intro, llegaron para quedarse en la memoria de la gente.

Después de una adaptación a cartoon de Hanna Barbera en los 70 y de un par de cintas en los 90s dirigidas por Barry Sonnenfeld (Get Shorty, 1996; la trilogía de Hombres de Negro) con un toque casi tan maravilloso como el de la serie de televisión misma, los Addams han logrado trascender la barrera generacional para una vez más, en el año 2019, hacer un regreso en forma de cinta animada dirigida por Conrad Vernon y Greg Tiernan, aquellos que su más reciente antecedente en este género fue la alocada y políticamente incorrecta La Fiesta de las Salchichas (Sausage Party, 2016).

La cinta nos presenta a Homero (voz en español de Pisano) y Morticia (doblada por Susana Zabaleta), quienes están a punto de casarse para convertirse en la pareja Addams. Rodeados de su extraña familia, resultan perseguidos al más puro estilo de Frankenstein por su naturaleza extraña y ser monstruos inadaptados. Debido a esto, los Addams huyen al lugar más pantanoso y feo donde puedan ocultarse del prejuicio de los humanos: Nueva Jersey.

Presentándonos un poco del origen de ciertos personajes y alimentándose inicialmente mucho de la serie de televisión, los Addams se asientan en una casa embrujada en la que viven aparentemente aislados de todos. Pero su paz está a punto de terminar gracias a la aparición de una remodeladora profesional de nombre Margaux que está creando el pueblo perfecto y ve en los Addams una amenaza.

Hablando de la animación, es destacado que respeten los diseños originales del cartoon hecho por Charles Addams, lo cual le da ese aire de auténtico respeto a la obra que lo originó todo. Eso, aunado a unos cuantos chistes y comportamientos que remiten también a la serie de TV de los sesenta (como ese gran homenaje al fin de la cinta), son un par de aspectos que se aplauden en esta película.

En cuanto a la historia, se entiende que el planteamiento sea un tanto simple ya que busca presentar a esta familia peculiar a los jóvenes y niños de ahora más allá de apegarse a las generaciones anteriores que también tienen su correcta dosis de nostalgia. Sin embargo, más allá de ese choque que es tácito desde la serie de los 60 donde la visión de los Addams acerca de lo que equivale a la normalidad es retorcidamente familiar, se pierde un poco la esencia de esta familia muy normal al caer en lo políticamente correcto.

Y es que una característica principal de los Locos Addams era justamente lo contrario a lo que a veces pinta esta película, ya que ellos nunca buscan ser aceptados por la sociedad que a ellos les parecía rara pero a la vez respetaban. Ese sentido de pertenencia urgido se lo dejaban a otra familia popular en los 60 llamada los Munster, quienes sí hacían de todo por ser normales. Los Addams no y eso era lo que les daba ese aire de autenticidad ya que implicaba el hecho de que ser diferente es bueno sin necesidad de buscar el aplauso de otros.

Aquí, tristemente, esa esencia es traicionada en algunas partes del filme y eso le afecta sobre todo a aquellos que conocen más de la dinámica que tienen los Addams. Claro está que esta decisión se hace para volver más accesible el material a una generación que pareciera no tener tolerancia hacia lo políticamente incorrecto, por lo que se deja de lado ese aspecto para dar un mensaje aleccionador de tolerancia en épocas donde pareciera que ser diferente es un pecado.

Hay que destacar también la labor de doblaje. Curiosamente, repiten en su papel un par de actrices que habían participado en el montaje de la obra de teatro musical de los Addams en México. Ellas son Susana Zabaleta como Morticia y Gloria Aura como Merlina. Ambas familiarizadas con su rol, le dan una buena identidad a sus personajes que, acompañados del demás talento, logran un buen resultado para la película sin caer en el típico regionalismo, lo cual es de aplaudir.

Al final, esta nueva adaptación de Los Locos Addams se siente demasiado correcta para los fans de las anteriores versiones pero políticamente adecuada para las generaciones actuales que ojalá tomen esto como una introducción a unos personajes que, desde su naturaleza, son más oscuros e incorrectos pero que dan la gran moraleja de ser una familia muy normal.

Si bien esta versión de los Addams rinde homenaje a sus orígenes de cartoon y al show que la ha hecho trascender la barrera generacional, la cinta tiene problemas en captar la esencia de la misma optando por algo más políticamente correcto que no caerá del todo bien en los fans.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.