Las Mejores Cintas Animadas de Dreamworks | TOP 10

Se viene el estreno de Como Entrenar a Tu Dragón 3, el cierre de una saga memorable y emotiva producida por DreamWorks Animation. Es por eso que aquí en Cine Geek, decidimos hacer un Top 10 de las mejores cintas animadas de este estudio:

MENCIÓN HONORÍFICA: EL GATO CON BOTAS (Puss In Boots, Chris Miller, 2011)

Sin duda, este spin off resultó ser mejor de lo que muchos esperaban. Rescatando al personaje del Gato con Botas (con la voz de Antonio Banderas en una excelente labor de doblaje) de la saga de Shrek, esta aventura del minino de ojos tiernos no pasó inadvertida. Entretenida, divertida, nos regaló otro vistazo al mundo de los cuentos, muy diferente al visto en Shrek.

10. MADAGASCAR (Eric Darnell y Tom McGrath, 2005)

Cuando los animales de un zoológico deciden escaparse para buscar su lado salvaje y reencontrarse con su naturaleza, las cosas se ponen un tanto difíciles pero a la vez divertidas, regalandonos un mensaje acerca de los lazos de amistad.

De la mano de Alex el león (Ben Stiller), Marty la cebra (Chris Rock), Gloria la hipopótamo (Jada Pinkett Smith) y Melman la jirafa hipocondríaca (David Schwimmer), fue el inicio de una saga que, conforme fue avanzando, fue mejorando, volviéndose más divertida cada vez.

No hay que olvidar a los Pingüinos, tan buenos que merecieron una película spin off, pero sobre todo al Rey Julián y esa necesidad por siempre mover el bote. Simple pero efectiva y llena de buenos personajes, Madagascar es el inicio de una saga que llegó para quedarse.

9. LOS CROODS (The Croods, Kirk DeMicco y Chris Sanders, 2013)

Una familia prehistórica como pocas que nos lleva a una aventura sin igual. Los Croods fue la primera cinta que hizo Dreamworks de la mano de Fox, después de romper su sociedad con Paramount.

Con un talento de voces bastante bueno (Nicolas Cage como Grug el papá, Emma Stone como Eep la hija rebelde y Ryan Reynolds como Guy el homo sapiens), esta animación nos muestra la química entre una familia, la madurez y los valores que la enriquecen, los Croods nos llevan de la mano de una era a otra, evitando el fin del mundo de manera divertida.

8. MEGAMENTE (Megamind, Tom McGrath, 2010)

En pleno auge de superhéroes, un villano animado vino a demostrar que también los malos pueden ser muy buenos.

Megamente resulta refrescante por mostrar el otro lado de las cosas, y dejar en claro lo que a veces significa ser un villano, jugando con el concepto de las circunstancias que hacen a uno bueno o malo.

Así, este malvado de azul (con Voz de Will Ferrell) demuestra tener mucho más corazón que maldad de manera graciosa y con un soundtrack rockero que por si mismo vale la pena.

7. KUNG FU PANDA (Mark Osborne y John Stevenson, 2008)

¿Que pasa cuando mezclas el género de artes marciales junto a un animal adorable? Obtienes esta película, la primera en una trilogía que nos muestra la importancia del creer en uno mismo.

Po (Jack Black, nacido para el papel) es un Panda que aspira a ser un maestro de las artes marciales. De repente, por azares del destino, es escogido como Maestro Dragón, aquel que deberá defender al pueblo de todos los males.

Divertida, emotiva, con personajes tan maravillosos como los Cinco Furiosos, el Panda es rudamente adorable en toda su saga.

6. POLLITOS EN FUGA (Chicken Run, Peter Lord y Nick Park. 2000)

La primera colaboración de Dreamworks y Aardman, los expertos en el stop motion, resultó ser una refrescante sorpresa en su momento, al contarnos lo que las gallinas hacen mientras uno no las ve.

La llegada de un gallo que aparentemente puede volar (con voz de Mel Gibson) abre la luz de esperanza para unas gallinas que buscan a como de lugar escapar de su gallinero antes de convertirse en comida.

Una comedia inteligente, familiar y con todo el sello de Aardman, esta colaboración logró una nominaciones al Globo de Oro por película de Comedia o Musical, abriendo paso a futuras cintas de Dreamworks para ser consideradas en premiaciones.

5. HORMIGUITAZ (Antz, Eric Darnell y Tim Johnson, 1998)

La cinta que comenzó todo para Dreamworks en el mundo de la animación es una historia inteligente, diferente, enfocada más hacia los grandes que los niños.

Seguimos la historia de Z, una hormiga obrera (a quien Woody Allen da voz) que no está conforme con su rol en la sociedad. De ahí que toma una decisión y, apoyado por su amigo Weaver (Sylvester Stallone), cambia de lugar, lo que ocasiona que se meta en un conflicto que lo llevará a vivir una aventura pero sobre todo a cambiar las cosas en su nido.

Con un elenco de voces impresionante (Danny Glover, Dan Aykroyd, Gene Hackman, Sharon Stone, Jennifer López, entre otros), Antz es de esas joyas un tanto incomprendidas que fue opacada por la competencia (#Bichos, de Pixar se estrenó ese mismo año) pero que, sin duda, fue el primer paso para hacer algo diferente y, a futuro, grandes cosas para Dreamworks.

4. COMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 2 (How To Train Your Dragon 2, Dean DeBlois, 2014)

La única secuela de las franquicias de Dreamworks que encontrarán en este conteo por una simple razón: es tan buena como la primera parte (o hasta más, por la emotividad de su final).

En esta segunda entrega de la saga, Chimuelo e Hipo siguen su historia, ahora con un mundo en el que humanos y dragones conviven en armonía. Pero no cuentan con la presencia del vikingo Drago, que busca someter a los dragones a su voluntad y armar un ejército con ellos.

Sin duda, esta secuela (que fue nominada al Oscar por Mejor Película Animada) es un deleite en todos los sentidos, además de una expansión maravillosa del universo creado por las novelas de Cressida Cowell que conquista a chicos y grandes.

3. SHREK (Andrew Adamson y Vicky Jenson, 2001)

Tres años después de su primer animación y un año después de que su asociación con Aardman los llevara a conseguir una nominación al Globo de Oro, Dreamworks consigue su consagración con esta cinta que la llevó a ganar el Oscar a Mejor Película Animada.

Y no era para menos. Lo que pareciera ser un cuento de hadas típico se convirtió en una maravillosa parodia con personajes memorables pero sobre todo diferentes a lo acostumbrado.

Así, la historia de Shrek se vuelve única en su especie; aderezada con golpes directos de humor al género del cine de princesas de Disney, la aventura de este ogro verde y su fiel escudero el burro resulta graciosa, irreverente pero sobre todo innovadora. Un clásico animado que, lamentablemente, fue explotado con demasiadas secuelas innecesarias.

2. WALLACE Y GROMIT: LA BATALLA DE LOS VEGETALES (Wallace and Gromit: The Curse of The Were-Rabbit, Steve Box y Nick Park, 2005)

Wallace y Gromit, estandartes de la compañía de animación Aardman (ellos y Shaun el Cordero son, posiblemente, sus mayores logros) dieron un gran salto al pasar de los cortometrajes a su primer largo en colaboración con Dreamworks. Y lo hicieron con creces.

La historia nos lleva a Inglaterra, donde Wallace, este peculiar inventor amante del queso busca acabar con la plaga de conejos devoradores de vegetales, pero algo sale mal, convirtiéndolo en una liebre feroz a la luz de la luna. Así, su fiel sabueso Gromit, buscará la forma de salvar a su dueño y al pueblo mismo de su invento.

Cómica, familiar, muy al estilo de lo que es Aardman, sin duda esta nueva colaboración comenzó a darle mayor fuerza a este estudio y a Dreamworks le valió ganar un nuevo Oscar a Película Animada, cuatro años después de Shrek. Sin duda es una cinta clásica que ayudó a estas dos productoras a ser tomadas en serio en el mundo de la animación y a abrirse nuevas oportunidades.

1. COMO ENTRENAR A TU DRAGÓN (How To Train Your Dragon, Dean DeBlois y Chris Sanders, 2010)

La joya de la corona de este top sin duda es el inicio de una saga que cierra este año, 9 años después de que la primera fuera una grata y hermosa sorpresa.

Nominada a dos premios Oscar (por Película Animada y Música Original), el inicio de las aventuras entre Chimuelo e Hipo llegó para robarse los corazones de la audiencia y crítica por igual. Si bien perdió ese año con Pixar y su Toy Story 3, no cabe duda que la historia de Cressida Cowell llegó para quedarse.

Nadie pensaba que cuatro años después de esta aventura, la secuela tendría una estupenda recepción, y ahora, 9 años después, esta historia llegará a su fin, dejando grandes recuerdos entre los fans. A pesar de que la animación no es tan buena como en sus secuelas, la historia es buena y enaltece grandes valores, regalando un gran mensaje para todos.

Para su servidor, Como Entrenar a Tu Dragón es la franquicia emblemática de Dreamworks, la más regular y la que tiene a dos personajes memorables en un universo que se extiende cada vez más pero no traiciona su esencia. Y esa esencia, ese mensaje, esa historia, comenzó aquí. Sin duda la mejor cinta animada de Dreamworks.

¿Cuales son sus favoritas? ¿Están de acuerdo con el top? ¿Cuales quitarían y cuáles pondrían? Compartan su opinión en los comentarios.

Deja tus comentarios

Nuestras Redes

Síguenos