La Lista de Schindler | Especial 25 Años

LA LISTA DE SCHINDLER: 25 AÑOS DE UNA JOYA INOLVIDABLE

Póster oficial:

5

Ficha Técnica

Título original: Schindler’s List
Año: 1993
Director: Steven Spielberg
Actores: Liam Neeson, Ben Kingsley, Ralph Fiennes, Caroline Goodall, Jonathan Sagall, Embeth Davidtz
Guión: Steven Zaillian

Música: John Williams

Premios: 7 Óscar, entre ellos, Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion Adaptado, Mejor Fotografía y Mejor Banda Sonora; 3 Globos de Oro por Mejor Película (Drama), Mejor Dirección y Mejor Guion

Hay películas que pasan a la historia y dejan una huella indeleble que, aún hoy, siguen inspirando generaciones completas. Y el legendario director, Steven Spielberg, lo sabe hacer desde la década de 1970.

Sin embargo, ahora toca hablar de una de sus películas más brutales, brillantes y emotivas, prueba de su versatilidad, así como de su calidad: “La Lista de Schindler”, esto debido al reestreno por el 25 aniversario de su lanzamiento original.

LA HISTORIA

Durante la II Guerra Mundial, el empresario Oskar Schlindler (Neeson), utiliza su fortuna para contratar a judíos que están en campos de concentración con el fin de que trabajen para el y así salvarles la vida. Poco después hará una lista con los nombres de los agraciados que vivirán a salvo hasta el fin de la guerra.

1993: AÑO DE TRIUNFO PARA STEVEN

Para Spielberg, 1993 supuso la mezcla de éxito con trabajo arduo: estrenar la que sería una de las películas más exitosas, Jurassic Park, y la multipremiada Schindler’s List, ambas en un solo año.

Habrá que sumar a este enorme esfuerzo el largo camino previo a su estreno: la desidia por no tener la madurez suficiente (Desde 1982 el proyecto le fue ofrecido al director, pero el no se sentía listo para abordar semejante historia), el guión que pasó por las manos de otros grandes nombres como Scorsese, Pollack y Polanski (el cual  rechazo por su pasado en los guetos y la muerte de su madre en Auschwitz), aunado a la poca rentabilidad del mismo. Pero Steven Spielberg, motivado por la creciente ola del “negacionismo sobre el holocausto” y su origen judío, consiguió filmarla en 75 días, estrenarla en noviembre de aquel año,  logrando el aplauso del público y la crítica.

GUIÓN, REPARTO, MÚSICA, FOTOGRAFÍA: UN EQUILIBRIO DE ORO

Si algo tiene Steven Spielberg que lo hace un director de renombre y una leyenda en la historia del cine, es que sus películas, sin importar el tema y tono, son impecables, de primer nivel.

Comencemos por mencionar el guion: el ritmo se mantiene en un tono dramático, crudo, más que justificado. Consigue enganchar al espectador, lo hace consciente de los horrores, momentos de respiro y una historia que está basada en la realidad. Steven Zaillian confirmaría su maestría, más adelante, con American Gangster o Hannibal.

El reparto es espectacular: Liam Neeson se entrega al papel de Oskar Schindler y da una de sus mejores actuaciones (la cual lo consagraría por fin); Ben Kingsley demuestra su calidad actoral en el papel de Itzhak Stern, contador de Schindler; Ralph Fiennes, al igual que Neeson, da el salto al estrellato en el papel de Amon Göth, un antagonista que logra ganarse al público (después le vendrían más nominaciones que lo confirman como uno de los mejores actores); e imposible olvidar a Embeth Davidtz como Helen Hirsch, la empleada judía de Amon, a quién recordamos por su participación en películas como El Hombre Bicentenario  o Matilda. Aquí, Embeth está fantástica.

La música, como es habitual, corre a cargo del maestro John Williams, que logra generar un atmósfera nostálgica, triste y de esperanza con sus composiciones de enorme nivel. Vale la pena escucharlo por separado.

Williams conseguiría no sólo el Oscar a mejor Banda Sonora, sino que se vería galardonado con el BAFTA a Mejor Música para una película y el Grammy a Mejor Soundtrack en una producción visual. Además, fue nominado en los Globos de Oro por Mejor Banda Sonora.

Janusz Kaminski,  fotógrafo de todas las películas de Spielberg desde 1993, hace una excelente labor con el uso del blanco y negro, siendo el escaso color (como con el vestido rojo de la niña judía) un recurso que la hace bella, humana y sobre todo, digna de pasar a la historia.

Kaminski ganaría el Oscar a mejor fotografía por esta película y, 4 años más tarde, por su trabajo en Saving Private Ryan, también de Spielberg.

LEGADO QUE NO ACABA

Ya son 25 años del estreno de esta emotiva cinta y sigue igual de vigente como en aquel otoño de 1993. El mensaje que el director da: “rechazar el odio”, no sólo queda claro y nos llega a lo profundo de la humanidad, también se aplica para el mundo de hoy, dónde el odio, la discriminación y la crueldad son el pan de cada día, solo con actores diferentes, víctimas diferentes pero que igual sufren, que son recordatorio de lo que aún falta por resolver.

Una de las mejores películas de la carrera de Steven Spielberg, que engrosa su currículo más que legendario y una de las infaltables para cualquier persona. Si pueden ir al cine, vayan a verla en este reestreno mundial. La atmosfera que se vive en la sala es inigualable.

Steven Spielberg, muchas gracias por todo.

Tráiler de aniversario: 

Deja tus comentarios

Nuestras Redes

Síguenos