Barry Pepper and Kaya Scodelario in CRAWL from Paramount Pictures.

Infierno en la Tormenta | Reseña

INFIERNO EN LA TORMENTA, cocodrilos asesinos al estilo Aja y Raimi

Póster oficial: 

4

Ficha Técnica

Título original: Crawl
Directores: Alexandre Aja
Año: 2019
Actores: Kaya Scodelario, Barry Pepper
Fecha de estreno: 9 de agosto de 2019

Sending
User Review
0 (0 votes)

Alexandre Aja, uno de los representantes del extremismo francés, regresa a lo que sabe hacer bien, regalándonos una de sus mejores cintas dentro de su corta filmografía, ofreciendo justamente lo que lo hizo llamar la atención en el lejano 2003, cuando con Haute Tension sorprendió a muchos por la violencia gráfica y su combinación con el thriller psicológico que nos entregaba un final impactante.

En su más reciente cinta, Infierno en la Tormenta (Crawl, 2019), parece recordar esos orígenes, demostrando que se siente cómodo en la dirección, haciendo que durante hora y media una misión de rescate se convierta en una verdadera pesadilla animal, logrando momentos muy buenos que van de lo exagerado a lo entretenido.

Este director, que hace veinte años debutara con su primer largometraje, Furia (1999), basada en una historia de Julio Cortázar titulada Graffiti, no es un desconocido para el género del terror. Basta con checar su filmografía desde Haute Tension (2003) a la fecha. Incluso podríamos decir que en este género es donde mejores resultados ha conseguido en su carrera.

Ahora, con Infierno en la Tormenta le toca entrar al survival horror acompañado de unos animales Salvajes para a de rezar la tensión. La premisa es sencilla: Haley (Kaya Scodelario) es una mujer que es orillada a ir a rescatar a su padre (Barry Pepper) en medio de un huracán clase 5. Sin embargo, en medio de esta colosal tormenta se encontrará con un pueblo inundado en el cual los cocodrilos de los manglares cercanos nadan libres y con hambre. Así, lo que parecía ser un rescate simple se convierte en una lucha por sobrevivir a la naturaleza y la ferocidad de estos animales.

Después del fracaso que fue su anterior filme, The 9th Life of Louis Drax (2016), donde quiso combinar el terror con un drama casi de fábula infantil con resultados muy pobres, Aja vuelve a la silla de dirección para hacer equipo con el productor/guionista y director Sam Raimi, logrando un balance interesante en una idea que resulta ser simple pero bastante efectiva en su ejecución.

Y es que Aja ha demostrado que, al hacer terror serie b, se siente como pez (o cocodrilo) en el agua. Ahí está el remake del clásico setentero de culto de Wes Craven, El Despertar del Diablo (The Hills Have Eyes, 2006), la versión americana de la cinta coreana de terror Espejos Siniestros (Mirror, 2008), así como la curiosa reinvención del maestro productor de cintas serie B, Roger Corman, Piraña (Piranha 3D, 2010), donde este director salido del extremismo francés aprovecha los recursos del género para trabajar una atmósfera con un suspenso que funciona bien, entregándonos un producto que da lo que ofrece desde el principio.

El factor que, sin duda, destaca más, es el papel de Kaya Scodelario como Haley, la hija que va en busca del padre a pesar de la distancia que existe entre ellos, ya que gracias a ella y al balance que mantiene en la relación con su papá (Pepper), es capaz de otorgar el suficiente drama para que los personajes no se sientan planos, generando una empatía con el público. Y es que a la joven actriz la vemos aguantando ataques de estos peculiares lagartos, nadando, sufriendo, volviéndola vulnerable y poniéndola como el centro de atención del espectador, explotando el guión de los hermanos Rasmussen y dándole vida a esta angustia personificada.

Otro punto a su favor es la musicalización, elemento que, como en una buena cinta de suspenso, ayuda mucho a ese sentimiento de desesperación contagiosa. Ésto, junto a la fotografía, que resulta bastante adecuada, y los efectos visuales, que tienen ciertas fallas de vez en cuando que remiten justamente al cine serie b clásico de bajo presupuesto, hacen que la experiencia de ver la película sea intensa, donde bien puedes reírte de nervios o de lo absurdo que resulta la acción, como sufrir, es decir, entretienen y meten de lleno al espectador.

Cabe aclarar una cosa: No esperen un extremo realismo en las imágenes, puesto que esta cinta no va por esa tirada de tomarse tan en serio. Es, más bien, un nuevo giro al survival horror que, para los más clavados en las cintas serie b, otorga guiños a esas películas de monstruos y animales que se convertían en un peligro para los protagonistas y que han logrado ser sorpresivos éxitos o que los han elevado al status de culto.

Infierno en la Tormenta es, pues, una propuesta que resulta original en medio de una época en el cine donde la falta de creatividad es visible, además de que remite a clásicos de culto del género como Alligator: Terror en la Ciudad (Teague, 1980), la casi serie z El Cocodrilo Asesino (Killer Crocodile, De Angelis, 1989) o el serial b de El Cocodrilo (Lake Placid, Miner, 1999) y sus secuelas, pero con una mejor manufactura y una visión que sólo dos tipos como Aja y Raimi le pueden dar a una cinta de survival horror con cocodrilos que puede parecer absurda pero cumple con creces su propósito.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Nuestras Redes

Síguenos