CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

Guerra Fría | Reseña

GUERRA FRIA, un poema de amor, música y desolación…

Póster oficial:

5

Ficha Técnica

Título original: Cold War
Año: 2018
Director: Pawel Pawlikowski
Actores: Tomasz Kot, Joanna Kulig, Borys Szyc.
Guión: Pawel Pawlikowski
Fecha de estreno: 14 de Febrero de 2019

En medio de la fiebre de la temporada de premios, llega a carteleras una obra que, desde su presentación en el pasado Festival de Cannes, dejó impresionados a los miembros del jurado, la crítica y todo aquel que se digne de llamarse cinéfilo, ganando el premio a Mejor Director y compitiendo fuerte por la misma Palma de Oro del reconocido festival.

Y es que la más reciente cinta de Pawel Pawlikowski no puede ser calificada como menos que una verdadera obra maestra por parte de un director que sabe explotar la sensibilidad, fusionándolo con un ojo cinematográfico y un relato brutal pero aparentemente sencillo de amor en tiempos de guerra justo en medio de un contexto histórico doloroso, la infame Guerra Fria.

No deben confundirse, a pesar del título de la cinta, esta no es bélica, no se enfoca en los problemas militares entre dos ideologías diferentes ni mucho menos. En si, el relato de Pawlikowski (inspirado por la historia de sus propios padres) nos muestra la relación entre dos personas: Wiktor (Tomasz Kot), un director musical que en los años 50 se enamora de una cantante llamada Zula (Joanna Kulig, deslumbrante) y lo que este encuentro trae en consecuencia en las vidas de ambos, quienes intentan irse de la Polonia comunista para vivir en Francia.

A partir de esta aparente simpleza, Pawlikowski, apoyado por una excelsa fotografía en blanco y negro por parte de Lukasz Zal (quien trabajó con el director en Ida y realizó un excelente trabajo en Cartas a Van Gogh), vivimos un romance cuya guía no sólo es el sentir de nuestros personajes y la evolución de su relación, además tenemos una parte importante en la música, ese punto de comunión que los unió y los acompaña hasta el final de su relato.

El logro de Pawlikowski es retratar este aparente romance con aires shakesperianos a un contexto social en el que se ven las diferencias en clases, los problemas ideológicos y como éstos son también detonantes entre lo que vemos en pantalla con la historia de Wiktor y Zula, mostrándolo a partir de un imaginario visual magnífico, donde cada toma transmite algo al espectador.

La química entre Wiktor y Zula resulta increíble, empática, nos lleva por los rincones del más puro amor hasta el más duro dolor, acompañados de una dirección que parece danzar alrededor de ellos, al compás de la música que los rodea o que a veces se ausenta de este par.

Sin duda, después de su cinta Ida (que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera hace un par de años), Pawlikowski demuestra que es uno de los directores más puros, minimalistas pero estéticamente brillantes en la actualidad, dándonos una poesía cinematográfica perfecta para un mes donde el amor se celebra desmesuradamente. Simplemente, Guerra Fria es una obra de arte pura llena de amor, música y desolación.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.