CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

Green Book | Reseña

GREEN BOOK, una amistad con mensaje entrañable.

Póster oficial:

5

Ficha Técnica

Título original: Green Book

Año: 2018

Director: Peter Farrelly

Actores: Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Linda Cardellini, Dimeter Marinov.

Guión: Nick Vallelonga, Brian Hayes Currie y Peter Farrelly

Fecha de estreno: 8 de Febrero de 2019

En los años 90, una dupla de hermanos realizó una serie de comedias memorables, llenas de un humor vulgar, grosero, a veces escatológico y tremendamente incorrecto, burlándose de todo tipo de situación sin temer a las represalias.

Así, Peter y Bobby Farrelly nos dejaron clásicos del género como Loco Por Mary y Amor Ciego, o cintas de culto como Kingpin. Sin embargo, en un punto perdieron la brújula y sus cintas dejaron de ser graciosas para el público (recordemos ese infame remake de Los Tres Chiflados o la secuela de Una Pareja De Tontos).

Cuatro años después de su última cinta juntos, Peter Farrelly toma las riendas de un proyecto diferente, una comedia acerca de una amistad improbable en pleno tiempo de la segregación racial basada en una historia real y lo hace con resultados sorprendentes.

Estamos ante un italoamericano de nombre Tony “Lip” Vallalonga (Viggo Mortensen, en un papel digno de Oscar), un tipo de clase trabajadora, racista, patán pero con una facilidad de palabra que lo ha sacado de muchos líos. Es así como, debido a ciertas circunstancias, Tony termina trabajando de chófer para un músico afroamericano, el Dr. Don Shirley (un Mahershala Ali que seguro ganará su segundo Oscar por este papel), llevándolo de gira por el sur de los Estados Unidos.

La aparente sencillez de la premisa es una de las grandes virtudes, ya que la cinta se centra en la relación entre estos dos personajes que resultan ser la fuerza principal del relato. El trabajo y la química que hay entre Viggo y Mahershala da a la película una fortaleza que irradia empatía e hilaridad durante toda la historia.

Si bien Farrelly tiene una manera muy básica para el uso de los encuadres, la dirección de actores resulta impresionante, además de que cuida los detalles fundamentales sin necesidad de ser brillantes, pero que sirven para la forma aparentemente sencilla del relato. La fotografía, los tracks musicales, entre otras virtudes técnicas, nos permiten ubicarnos muy bien en la época que los hechos se desarrollan.

El humor fluye de buena manera, y es que a pesar de que los personajes principales son muy opuestos entre sí, la inteligencia en el guión explota los problemas sociales de buena manera y los ejemplifica muy bien, otorgándonos bromas memorables acerca del racismo, clasismo, entre otros problemas, que además son los cimientos para los arcos que desarrollan una amistad inimaginable.

Así, Farrelly se quita de encima los fantasmas de sus malas comedias pasadas para mostrarnos algo más, un relato con un mensaje lleno de cierta crítica social sin caer en el exceso y que es disfrutable para todos, tanto chicos como grandes, con una amistad que trasciende las barreras, dándonos un ejemplo de la importancia de las relaciones humanas y la capacidad de cambio que reside en ellas.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.