CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

El Irlandés | Reseña

El Irlandés, el regreso los “viejos muchachos” de Scorsese.

Póster oficial:

5

Ficha Técnica

Título original: The Irishman
Director: Martin Scorsese
Año: 2019
Actores: Robert DeNiro, Al Pacino, Joe Pesci
Fecha de estreno: 15 de noviembre de 2019 en cines selectos / 27 de noviembre en Netflix

Sending
User Review
0 (0 votes)

No cabe duda que hay directores que han demostrado su capacidad para narrar todo tipo de historias en diferentes géneros. Tenemos por ahí a Stanley Kubrick que fue desde la ciencia ficción (2001: Odisea del Espacio, 1968) al drama de época (Barry Lyndon, 1975), el cine bélico (Cara de Guerra, 1987) y el terror (El Resplandor, 1980) o al gran Billy Wilder que pasó por el film noir (Double Indemnity, 1944), la comedia romántica (Una Eva y Dos Adanes, 1959) o el bélico (Stalag 17, 1953).

Uno más de estos nombres es el del talentoso Martin Scorsese, oriundo de Queens, Nueva York y cuyas raíces italianas vienen del poblado de Palermo. Este director ha tomado proyectos documentales de gran calidad (George Harrison: Living In The Material World, 2011) así como romances de época (La Edad de la Inocencia, 1993), un remake efectivo (Cabo de Miedo, 1991) o hasta un buen thriller psicológico (La Isla Siniestra, 2010).

Sin embargo, muchas de sus mejores cintas tienen que ver con su origen italoamericano, es por ello que pocos como él han llevado al cine las historias oscuras detrás de la mafia y el poder en los EEUU como Scorsese. La prueba está en Buenos Muchachos (Goodfellas, 1990) o más recientemente en Los Infiltrados (The Departed, 2006), donde habla acerca de estos temas con gran detenimiento y soltura.

Tres años después de su último largometraje, Scorsese regresa a esos temas de nuevo ahora trayendo un relato acerca de los años dorados de la mafia, sus vínculos con el poder y la decadencia en la que cayeron con el tiempo tomando como base a uno de los personajes más polémicos en la historia estadounidense: el sindicalista Jimmy Hoffa y su desaparición súbita de la faz de la tierra, un misterio que a la fecha sigue creando dudas y discusiones alrededor de lo que pasó realmente con este líder sindical.

El Irlandés, producida por el titán del streaming Netflix, trae de vuelta a Scorsese al género que se le da con mayor naturaleza y se rodea de viejos conocidos para entregar una épica de mafia, poder y crimen que nos enseña que este creador está más vigente que nunca y que su estilo cinematográfico lo convierte en uno de los mejores realizadores que actualmente existen al profundizar en un pedazo de la historia incómoda de los EEUU donde se refleja la decadencia de su sistema que a la fecha sigue cayéndose a pedazos.

Con un guión de Steven Zaillian (La Lista de Schindler, Despertares, Moneyball) que adapta el libro de Charles Brandt titulado “I Heard You Paint Houses”, el relato nos lleva por la vida en retrospectiva de Frank Sheeran (Robert DeNiro), veterano de la Segunda Guerra Mundial con raíces irlandesas que por azares del destino conoce a Russell Bufalino (Joe Pesci) y éste le introduce en los negocios de la mafia italiana. Sin embargo, es al trabajar para Jimmy Hoffa (Al Pacino) cuando su vida da varios giros inesperados.

Esta no es la primera vez que se habla ni de la mafia ni del tema de Hoffa, ya que existe el documental Killing Jimmy Hoffa (Bradley, 2014) y la biopic donde este poderoso líder sindical es interpretado por Jack Nicholson en Hoffa (DeVito, 1992), donde ya se exponía un poco el alcance de lo hecho por este personaje. Sin embargo, el enfoque en esta cinta es diferente ya que no es él nuestro principal personaje sino uno de los actores secundarios en medio de un mundo regido por la mafia, la corrupción y la violencia.

Es ahí donde entra lo positivo del guión de Zaillian, ya que vemos todo esto a través de los ojos de un Frank Sheeran que fue testigo de cómo ese período de unos 30 años que refleja la cinta llegó a un final un tanto decadente, dando pie al lado humano de este infame personaje que sin embargo nos cautiva durante la gran parte de la cinta cuyo inicio puede ser un poco lento en su ritmo pero que cerca de la media hora con la aparición de Hoffa (Pacino) cambia todo y no deja de atrapar te durante el resto del tiempo.

Otra de las grandes cartas de Scorsese en esta cinta son sin duda su trío de actores. Es increíble ver lo que Pesci, Pacino y DeNiro logran en la pantalla gracias a diálogos bien hechos, mordaces y una narrativa que abarca incluso subtextos como la relación familiar entre padres e hijos, el aislamiento, entre otros puntos que hacen muy humana y realista a la cinta dejando de lado la espectacularidad para dar carta blanca a una estupenda química de tres actores veteranos que demuestran porque son grandes leyendas de la actuación.

No podemos dejar de hablar de los aspectos técnicos de la cinta donde destaca la fotografía de Rodrigo Prieto, quien repite al lado de Scorsese después de su nominación al Óscar por Silencio (Silence, 2016) o el regreso de su editora de cabecera, Thelma Schoonmaker, quien logra de nueva cuenta un gran trabajo al lograr que la cinta fluya de buena forma. Tampoco podemos dejar de lado el diseño de arte, los vestuarios y el maquillaje quienes exitosamente nos llevan por más de 3 décadas de eventos en la cinta.

Cabe decir que para todos los seguidores de la filmografía de Scorsese será una pieza maravillosa llena de datos interesantes y de un relato intenso lleno de drama, tensión y risas que genera un buen impacto en la audiencia. Más allá de que uno desconozca totalmente el tema de Hoffa o la mafia, Martin logra dejar bien en claro lo que quiere contar haciendo valer recursos como simbolismos interesantes o muchos datos culturales que ayudan al público para familiarizarse con el tema.

Esta apuesta de Netflix resulta ser no sólo la cinta más larga hecha para el servicio de streaming sino también un tanto arriesgada por su contenido y duración que podrían salir un poco de la línea que usualmente manejan sus producciones originales pero el riesgo vale la pena ya que ninguna otra de sus apuestas ha tenido tan buena manufactura, posicionándola sin duda alguna en las competencias de premios donde buscará hacerse un lugar.

Sin duda, El Irlandés es un lujo de cinta, una obra cinematográfica que entra directo entre los mejores títulos de Scorsese que demuestra estar más vigente que nunca y que prueba que el recurso del streaming no opaca la calidad de una película ni puede desdeñarse tan fácilmente. Así, estos viejos muchachos toman un nuevo aire que resulta interesante, vigente y da para la reflexión de la grandeza y súbita caída de un imperio que se erigió con los fantasmas de un pasado sangriento y que deja un sentido de una decadencia que sigue a la fecha

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.