CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

El Hombre que Mató a Don Quijote | Reseña

El Hombre que Mató a Don Quijote, Gilliam y la crónica de una película esperada.

Título original: The Man Who Killed Don Quixote
Año: 2018
Director: Terry Gilliam
Actores: Jonathan Pryce; Adam Driver; Olga Kurylenko; Stellan Skarsgård
Fecha de estreno: 14 de Diciembre de 2018

Después de un par de décadas, un director cumplió el sueño, casi convertido en obsesión, de mostrarnos su visión particular de una obra y un personaje que, después de 500 años, sigue estando vigente: el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Y es que Gilliam, desde 1998 quería llevar esta obra a cine, sufriendo revés tras revés y superando ocho intentos fallidos hasta llegar a la versión actual, donde por fin se hizo realidad su visión y de paso, le sirvió para exorcizar sus demonios hasta lograrlo.

La historia nos presenta a Toby (Adam Driver, estupendo), un director de cine que lleva a cabo una adaptación del Quijote, teniendo que enfrentar dificultades que amenazan su producción.

Fastidiado y sumergido en una crisis creativa, Toby decide emprender camino para reencontrarse con su pasado, encontrándose así con el Quijote (Jonathan Pryce, excelente en su papel), quien confundirá al director con Sancho Panza y lo llevará en un viaje mágico con los sellos característicos de Gilliam.

Así, seguimos los pasos de estos caballeros en plena era moderna, con claros guiños a la obra de Cervantes que hacen ver cómo la historia del ingenioso hidalgo sigue vigente de formas inimaginables.

Claramente, Gilliam se libera de la frustración sufrida por años y la implanta en el personaje de Toby, quien tiene mucho de los mejores momentos de la película en las manos de Driver.

Y es que el equipo que hace al lado de Jonathan Pryce como el Quijote es maravilloso. La química entre ellos hace que la cinta fluya a pesar de su cierta complejidad en el guión que brinca entre la realidad y las ensoñaciones quijotescas.

El viaje de Toby se convierte en el viaje de Sancho, llevando a los espectadores por un mundo donde la realidad y la ficción se mezclan para recordarnos que el Quijote es un aventurero y soñador inmortal y que todos necesitamos de un Quijote de vez en cuando, alguien que vea gigantes y cosas maravillosas en las situaciones más comunes o monstruosas de la vida.

Si bien la cinta no es perfecta y se necesita saber o haber leído la obra de Cervantes, así como tener conocimiento de los problemas de Gilliam al quererla realizar, sin duda El Hombre que Mató a Don Quijote es un viaje que resulta interesante.

Nota: para comprender un poco más de la odisea de Gilliam para lograr esta película, pueden checar el documental Lost In La Mancha del 2002.

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.