CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

El Cuento de las Comadrejas | Reseña

EL CUENTO DE LAS COMADREJAS, humor y suspenso en el regreso de Campanella al cine.

Póster oficial:

4

Ficha Técnica

Título original: El Cuento de las Comadrejas
Director: Juan José Campanella
Año: 2019
Actores: Graciela Borges, Oscar Martínez, Luis Brandoni, Clara Lago, Nicolás Francella
Fecha de estreno: 19 de julio de 2019

Sending
User Review
0 (0 votes)

Uno de los más grandes exponentes del cine latinoamericano es, sin duda, el que viene de Argentina. Con nueve nominaciones al Premio de la Academia en su historia con títulos que van desde La Tregua (Sergio Renán, 1974) pasando por La Historia Oficial (Luis Puenzo, 1985), ganadora en Cannes del Premio Ecuménico y del Globo de Oro ese mismo año, hasta Relatos Salvajes (Damián Zsifrón, 2014), sin duda es una de las industrias cinematográficas de mayor reconocimiento internacional.

Justo en ese mundo del cine argentino hay un realizador cuyo peso es sinónimo de triunfo. Nominado dos veces al Óscar, uno por El Hijo de la Novia (2001), donde veíamos al icónico actor argentino Ricardo Darín en un drama amoroso muy emotivo, hasta su consagración gracias a su triunfo con El Secreto de sus Ojos (2009), adaptación de la novela homónima de Eduardo Sacheri, este director y guionista es ahora uno de los más reconocidos en el mundo.

Ése genio creativo argentino es Juan José Campanella, quien después de una pausa de 6 años en cine (su última película fue Metegol en el 2013), regresa con su nuevo largometraje de nombre El Cuento de las Comadrejas, una reinvención de un relato visto en la cinta de 1976 llamada Los Muchachos de Antes no Usaban Arsénico, de José A. Martínez Suárez, joya poco valorada del cine argentino donde un grupo de ancianos hará todo lo posible por no perder la casa en la que viven.

La versión de Campanella, si bien va por caminos similares a la obra en la que está basada, nos ofrece un enfoque más enriquecedor gracias a los cambios que se anima a hacerle, que si bien pueden parecer muy ligeros ayudan a que El Cuento de las Comadrejas tenga un aire auténtico de nostalgia pura hacia el cine clásico de Hollywood, una mirada hacia ese pasado glorioso aderezada de humor negro, romance y suspenso.

Aunque la premisa sigue siendo la misma, el enfoque de los personajes refiere a figuras del cine, antiguas glorias que han quedado olvidadas y (sobre)viven día a día. Ahí tenemos a Mara Ordaz (Graciela Borges, estupenda), la diva del cine que angela tener una nueva oportunidad, a su esposo el noble y mal actor Pedro de Córdoba (Luis Brandoni), además del ex director de cine Norberto (Oscar Martínez, excelente) y al brillante guionista caído en desgracia Martín (Marcos Mundstock) quienes, ante la aparición de un par de jóvenes, verán amenazada su forma de vida.

Una de las mayores virtudes de la cinta es el cuadro actoral que derrocha química en sus roles. Es impresionante ver cómo un buen guión fluye con la presencia de histriones que son capaces de compartir el peso de la cinta entre ellos, creando un balance estupendo entre lo humorístico y lo perverso. Sin embargo, la labor de Borges y Martínez son las más destacadas. Lo que hace Graciela con su diva recuerda por momentos al drama de la actriz venida a menos en Sunset Boulevard (Billy Wilder, 1950), anhelando salir del encierro. Verla desarrollar su arrogancia hasta el punto en donde se doblega es realmente brillante.

Martínez en su papel del director retirado a la fuerza no se queda lejos. Es la fuerza del grupo, un tipo que como bien dice en la cinta no sabe hacer nada y por eso dirige. Este peculiar líder de la banda tiene escenas destacadas al enfrentarse a los jóvenes con frases y actos mordaces. Y la contraparte perfecta recae en Clara Lago, actriz que ha evolucionado y aquí lo demuestra con creces con su rol antagónico que es capaz de poner en jaque a nuestros protagonistas.

Otra de las grandes virtudes de Campanella es su guión, el cual coescribe con Darren Kloomok, el cual se basa en una historia que ya funcionaba bien pero la llena de detalles que le dan una esencia única, llevándonos por un desarrollo interesante de personajes, manejando diferentes géneros como la comedia y el thriller. Esto, combinado con su talento como director hacen que la cinta fluya con bastante naturaleza y que el espectador no deje de interesarse por este cuarteto de ancianos peculiares.

Pero tal vez la más grande virtud de El Cuento de las Comadrejas es, justamente, cómo se vuelve un ejercicio comparativo entre el cine clásico y el moderno. Mediante las figuras del director, el guionista y la pareja de actores, Campanella los usa como vehículo para soltar declaratorias cómicas llenas de un humor ácido acerca de la industria del cine, la falta de valores en la actualidad y hasta se atreve a romper un poco la cuarta pared, involucrando al espectador cual si formara parte de la historia.

Así, la ausencia de seis años en el mundo cinematográfico parece haberle sentado bien a Campanella y su regreso lo hace con creces, ya que demuestra que hay veces que, cuando le das una identidad propia a una historia ya hecha antes, puede ser igual o mejor que la anterior siempre y cuando tengas algo que decir que resulte interesante.

El Cuento de las Comadrejas brilla por sí misma. Un proyecto lleno de amor y pasión por el cine en el que Juan José Campanella demuestra porqué es uno de los más grandes artistas argentinos en la actualidad. Una gran opción que pueden disfrutar adolescentes amantes del cine como adultos, quienes seguramente se divertirán encontrando las referencias a la época clásica de Hollywood y el cine latinoamericano.

Tráiler Oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.