CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

¿Dónde Estás Bernadette? | Reseña

Una nueva adaptación ligera de Linklater

Póster oficial:

3.5

Ficha Técnica

Título original: Where’d You Go, Bernadette?
Director: Richard Linklater
Año: 2019
Actores: Cate Blanchett, Billy Crudup, Judy Greer, Kristen Wiig, Laurence Fishburne
Fecha de estreno: 4 de Octubre del 201

Sending
User Review
0 (0 votes)

Hay directores a los que simplemente no puedes encasillarlos en algún género o estilo particular debido a lo diversas que pueden ser sus propuestas. Uno de ellos salió de la escuela del cine independiente en la década de los 90s para posicionarse como una voz firme en el séptimo arte. Ése es el estadounidense Richard Linklater.

Este director y guionista oriundo del estado de Texas oscila entre géneros y ha hecho cosas tan diversas como la comedia musical Escuela de Rock (2003) acompañado de Jack Black, así como la trilogia romántica del Antes con Ethan Hawke y Julie Delpy (Antes del Amanecer, 1995; Antes del Atardecer, 2004; Antes de la Medianoche, 2013) y ese curioso experimento grabado en 12 años de nombre Boyhood (2014).

Ahora, Linklater regresa con una adaptación de la novela escrita por Maria Semple llamada ¿Dónde Estás Bernadette? y lo hace bien acompañado por una Cate Blanchett que resulta ser el eje de una historia que nos habla de la crisis de una arquitecta con su familia y su eventual desaparición.

La historia nos presenta a Bernadette, una exitosa arquitecta que vive con su hija Bee y su esposo Elgin que tiene problemas para relacionarse con la gente. Las cosas se complican cuando su hija decide que la familia debe hacer un viaje a la Antártida en vacaciones, lo cual propiciará situaciones a veces graciosas, a veces dramáticas, que derivarán en la desaparición de Bernadette y lo que harán para encontrarla.

A pesar de que la premisa puede sonar a una cinta de drama y tal vez hasta suspenso, situación que en la novela en que se inspira si se puede notar, aquí Linklater y sus compañeros guionistas Vince Palmo y Holly Gent optan por dar un tono un tanto más amable al relato cuyo principal cambio respecto al material de origen es la importancia que tiene Bernadette Fox (Blanchett) en la película, poniéndola como el centro narrativo más allá de que su joven hija Bee (Emma Nelson) nos esté contado el relato.

Si bien el cambio es entendible para hacer la narrativa más fluida en la versión cinematográfica, Linklater opta por dejar un poco de lado los aires a drama y un poco de suspenso para optar por una narrativa lineal en la que aligera la carga y nos otorga un balance un poco más cómico para acompañar la historia de Bernadette, su familia, su crisis creativa y la relación que tiene en la ciudad de Seattle con gente que no la acepta del todo.

Sin duda la cinta resulta bastante agradable debido al papel que Blanchett realiza con Bernadette. Linklater le da libertad para que cargue con todo el peso en la adaptación y podamos ver diferentes facetas de su personalidad en un papel que recuerda un poco a aquella Jasmine de la cinta de Woody Allen (Jazmín Azul, 2013), papel que le valió el Óscar a Mejor Actriz en ese año, pero aquí se inclina más por un lado empático dentro de su locura con el cual el espectador conecta.

El cast secundario tampoco lo hace mal. Hay pequeños personajes como la odiosa vecina Aubrey (Kristen Wiig) o el sufrido esposo de Bernadette, Elgie (Billy Crudup) que funcionan para mostrarnos los problemas que Bernadette tiene socialmente y la crisis que vive al sentirse limitada sin poder hacer lo que le gusta por un cierto miedo al fracaso.

Es innegable que a lo que más le saca jugo Linklater es a su escuela independiente donde lo importante resulta ser la historia y el desarrollo de los personajes de quien está hablando. Es así que podemos notar que la cámara de este director le da mucho peso al trabajo actoral, haciendo zooms en momentos adecuados y alejándose de la pretenciosidad al hablarnos meramente de una historia de una madre, la crisis que tiene y lo que esto provoca en su familia y los que le rodean.

Así, la aventura de Bernadette y su paradero se convierten en una cinta amena que se aleja un poco de los recovecos más dramáticos de la cinta para generar una cálida historia de reconexión con lo que más amamos y nos apasiona, enfrentándonos ante los miedos y recordándonos que a veces lo único que se necesita es un salto de fé.

Sin duda la historia de Bernadette se vuelve disfrutable, amena y empática gracias a la labor de Blanchett y la decisión de Linklater de orillarse más por una comedia ligera que por los recovecos dramáticos del relato original de Semple. Sin embargo, la cinta termina siendo una aventura bastante entretenida.

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.