CINE GEEK

Cine y Entretenimiento

Reseñas

Contra lo Imposible | Reseña

Homenaje impecable

Póster oficial:

4.5

Ficha Técnica

Título original: Ford v Ferrari
Director: James Mangold
Año: 2019
Actores: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe
Fecha de estreno: 15 de noviembre de 2019

Sending
User Review
0 (0 votes)

El cine y el deporte han cruzado sus caminos en innumerables ocasiones con resultados un tanto mixtos en taquilla pero de buen balance en la calidad tanto técnica como una amalgama de drama con humor así como emoción. Sin embargo, el fútbol americano, el boxeo y el automovilismo son las disciplinas que quizá mayor número de cintas emblemáticas han entregado, gracias a directores, elencos y equipos de producción comprometidos.

Prueba de ello es Ford vs Ferrari, cinta que apunta a ser la película símbolo del deporte de máxima velocidad, no sólo por su impecable manufactura audiovisual, sino por una dirección excelente y un elenco que da lo mejor de si mismo.

LA HISTORIA

La historia nos sitúa a mediados de 1960, época donde Ford y Ferrari reinaban cada uno en campos diferentes: por un lado, los estadounidenses eran reyes de las ventas pero sin la gloria que dotan los podios; por el otro, los italianos dominaban las pistas de carreras pero sin rumbo financiero. Tras buscar dejar un legado como el de su abuelo, Henry Ford II (Tracy Letts) buscará adquirir la marca de Enzo Ferrari (Remo Girone) para lograr su cometido. Sin embargo, la negativa del genio de Módena ocasionará una guerra que obligará a los de Michigan a construir el “mejor auto de la historia” para desbancar del trono a la scuderia, sobre todo de las 24 horas de Le Mans

Para esta misión, el magnate por medio de Lee Iacocca (Jon Bernthal) reclutará al talentoso diseñador y ex corredor Carroll Shelby (Matt Damon), quien fuera el único estadounidense en ganar tal competencia, y al virtuoso ingeniero-corredor británico Ken Miles (Christian Bale). Juntos sufrirán la presión de los ejecutivos, así como las limitaciones que una empresa del tamaño de Ford impone, para tratar de destronar a la que era la reina de las pistas.

LO BUENO

La premisa y trama, así como sus elementos dramáticos son aprovechados por James Mangold, quién es un director comprometido, con experiencia y que ha demostrado su calidad en historias interesantes como lo fueron las inolvidables Walk The Line (2005) y Logan (2017), línea que mantiene pero modifica en favor de esta cinta.

Como ha hecho en otras ocasiones con Joaquin Phoenix  o Hugh JackmanMangold imprime y exige lo mejor de su dupla estrella: Christian Bale Matt Damon. Ambos actores se complementan logrando una química increíble que logra su cometido de transmitir una amistad de años, personalidades fuertes y actitudes diferentes. Damon dota el temple, la calma, diplomacia y liderazgo; Bale alimenta con pasión, un espíritu incansable y  la parte salvaje. Ambos brillan, pero el segundo es quién se lleva la película.

El resto de actores no desentona haciendo una buena participación, siendo Bernthal, Catriona Balfe, Noah Jupe y Josh Lucas los que más resaltan, siendo motores para que las situaciones sean de buena calidad.

La fotografía es de la mejor calidad, pulcra, impecable, que se acompaña de un audio envolvente, elementos que en conjunto logran sacar lo mejor a cada escena donde los autos corran. Podemos sentir los motores, los pits, la lluvia, los choques, como si fuéramos tanto pilotos como aficionados.

La película no solo funciona como biopic sino que consigue generar el interés en personas que no son fanáticas a este deporte. Además de las carreras y una recreación de la época destacada, la manera en que muestran como fue el proceso de diseño, construcción del FORD GT40, uno de los mejores automóviles de la historia, engancha.

El  humor y drama están en un equilibrio perfecto, con una emoción que se llega a transmitir en cada carrera. Además, la ambientación a esa época con grabaciones reales es interesante.

Por cierto, el guión es tan efectivo que si bien, se puede intuir durante un tiempo cuando llega es impactante, conmovedor y bastante emotivo.

LO MALO

Algo a destacar es un mensaje claramente nacionalista pro-EU que puede molestar e incomodar a muchas personas. Los “villanos” de la película tienen este papel en parte por una efectiva empatía generada con Ken Miles y Carroll Shelby. Esta cuestión puede resultar básica y sentirse como un cliché clásico en este tipo de cintas.

Algunas situaciones (ficcionales) son un tanto exageradas, que si bien funciona para dotar de mayor dramatismo a esta historia, resultarán cursis para algunas otras personas.

CONCLUSIÓN

Ford v Ferrari no solo cumple como película biopic al recrear una época importante dentro del automovilismo, sino que funciona como película dramática-deportiva. Si bien, el mensaje nacionalista puede ser latente, los elementos tanto técnicos como de contenido son impecables y se disfruta enormemente en sus 2 horas 32 minutos (que no se sentirán).

Tráiler oficial:

Deja tus comentarios

Lic. Ciencias de la Comunicación / Productor audiovisual / Guionista / Fotógrafo/ Lector / Colaborador y corresponsal de Cine Geek / Creador de contenido para MTV Unplugged / CM AINI y SUAyED / CEO, Locutor y guionista de Viernes Sin Anestesia